Cirrosis – Reciclando Desesperación (1999)

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Mas conocidos por su leyenda de desmadre sónico sobre el escenario y de vida loca dentro y fuera de él, apoyándose en la ejecución de covers precisos de Kreator, Slayer, Carcass y hierbas similares, Cirrosis cobró una buena cantidad de seguidores en todo lugar donde se paraban, pero conforme pasaba el tiempo se hacía más necesario el tomar las cosas más en serio (si es que eso era posible con la filosofía Osunesca de “Odio, Alkol, y Sangre”) especialmente en lo de dejar de tocar covers y empezar a perfilar una grabación formal y oficial que dejara testimonio de lo hecho en tantos años de patearse concierto tras concierto. En el camino de hacerse más profesionales fueron quedando integrantes fuera al no coincidir con esta visión y otros se fueron agregando en condiciones diferentes a las que originaron el grupo. A Cirrosis le pasó la típica historia de tener que llegar a un punto de pensar seriamente en la disyuntiva de continuar siendo “los reyes de la fiesta local” que podías invitar con solo poner cheve, o llevar las cosas a otro nivel en el que la exigencia de profesionalismo los pondría a ser más estructurados y planeados sin dejar todo a la improvisación, a la anarquía total en la que solían caer. Afortunada o desafortunadamente, Cirrosis era la combinación única de sus miembros originales que de algún modo coincidían en cierta forma de ver la música y la vida aparejada a ella, la necesaria evolución a la que se abocaron los fue llevando por otros caminos en los que poco a poco se fueron reduciendo los miembros al no haber quien pudiera embonar de forma precisa con lo que querían hacer más profesionalmente pero sin perder la esencia que los había unido; al final sólo quedaron la cabeza enferma del Osuna, y los brazos dinámicos del “Chucky” y del “Mírame” (cierto, Luis, ¿qué hubiera sido de ustedes si José Luis hubiera estado en el momentos más nihilista de su existencia como grupo?, mejor ni pensarlo, no cabe duda que Mi Osito Bimbo no les da alas a los alacranes por algo), pero una computadora por más bien programada que esté no podrá suplir a la naturalidad y fluidez de un baterista en vivo, así como la misma no podrá quitarnos la sensación de que hace falta un bajista. Este disco yo lo veo como testimonio de la historia que conjuntaron, y ese es precisamente el valor que le doy, puesto que aunque la pericia del “Chucky” y del “Mírame” es indiscutible (y más al intentar manejar en sus solos escalas diferentes a las habituales) y de que la vocalización del Osuna estaba en su punto de salvajismo, brutalidad y agresividad, el aire resultante es demasiado tecnificado y que el muy buen trabajo de producción no ayuda mucho ya que hace demasiado limpio el sonido, hasta aséptico resulta el asunto. Definitivamente, e incluso al final de su historia, Cirrosis era un grupo de actuaciones en vivo (a pesar de esos momentos en los que solo eran tres, o dos como en la presentación del CD); todos sus conciertos a los que recuerdo haber asistido fueron gigs de antología, que pasado el tiempo uno no deja de saborear (¿cómo olvidar esas visitas al infierno que fueron los toquines en el local del PRD?, ¿quién no recuerda aquel multitudinario festival en Hermosillo en el que les tuvieron que cortar la energía para que se bajaran y no infectaran a la raza con el desmadre que traían?, por cierto, que luego no se diga que no apoyaba a la escena estatal ya que el ir a este show me costó perderme la actuación de Samael en León, Guanajuato, por un día justo).

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Anuncios

4 comentarios en “Cirrosis – Reciclando Desesperación (1999)

  1. Una reseña que huele a vomito (de hecho mi depa actualmente huele a vomito.. quiza por eso el sabor es más intenso.. los detalles luego de los diré roberto.. pero sabes que si hay vomito en mi habitación solo puede provenir de la ingesta magnificante de dolor liquido)..

    Respecto a Reciclando Desesperación.. coincido en el valor te testimonio, pues de hecho, por eso el titulo “reciclando” y originalmente no tenia como intención reagrupar al grupo y mucho menos tocar en vivo.. pero esa pinche desesperación y ganas de escupir hicieron posibles algunas pocas actuaciones post-reciclando.. algunas bastante memorablesa.. al menos para el de la voz.

    Cuando eres parte de una maquinaria tan potente es tremendamente cabron voltear atras y mirar con objetividad el tiempo y describir lo que estaba pasando.. porque cada tocaba en vivo de CRS era más que nada una precisa borrachera, donde sucedía que además lanzabamos blasfemias a ritmos tremendamente poderosos.. CRS fue más que una pinche banda local más.. CRS era la presentación en el escenario del madral de frustración que llevaba dentro la mayoría de la asistencia a los conciertos.. por eso nunca me falta un brevaje de las manos del publico …. tremenda tecnificación de auto tortura..

    Una vida que no volverá… y de la cual a veces es mejor evitar el tema, no por remordimientos.. sino por miedo de mandar mi vida al diablo y citarnos en el PRD con u “arenitas” como en aquellos malditos tiempos.

    Bienaventurados cada uno de los integrantes de CIRROSIS porque de ellos será el reino de tu infierno..

    OSUNA

  2. hola yo soy de chile y nos amigos tienen una banda de hardcore y tbn se llamma cirrosis me gustaria que la conocieran oh mejor que visitaran chile bueno chao viva el metal

  3. Realmente fué y sigue siendo una maldición bienvenida haber formado esta banda, por un lado un cotorreo inparable y un desfogue de quien sabe que, por que no me puedo quejar de mi vida. Todas las cosas empiezan de alguna manera, pero esta nadie sabe aún si ha terminado… Puedo decirles que el pedo de estar arriba del escenario por mas humilde que sea, es una hierba intoxicante que no quieres dejar, pero los caminos del destino nos llevan a todas partes y a ninguna, sepa-la-madre en que quedó la cosa, la extraño y no.
    La manera de tocar de nosotros en ese tiempo se dió naturalmente y a güevo, no creo que nadie a esa edad haya sido tan exigente en el más mínimo detalle, supongo que por eso los tres (y las tres jejeje… sirena varadaaaaa!!! siganme el rollo en esto) seguidores que teníamos eran tan fieles. Precisamente por esto llegó mi salida, puesto que llegó a un punto donde lo único era ensayar y tocar donde sea… con extrema precisión… al punto (para mi) que era indisfrutable lo que estabamos haciendo.
    Por un lado me forzó a mejorar mi ejecución –imaginense la chinga de mantenerse al par con el Chucky!!! — Pero por otro era demasiado absorbente y a un punto de disyuntiva que marcó mi vida para siempre. Sin más que explicar, tomé el otro camino, sin descuidar el poder explotar la creatividad en lo que hoy me da de comer.

    Ahora que las cosas se ven con otra visión y madurez en todos los sentidos, estaría curado ver “que ondas”, siempre y cuando se den naturalmente en una peda :]

    CRS no ha muerto!!!

    El Konfitown

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s