Civilidad y Norma

Antisocial por nacimiento o educación pero el hecho es que no es mi costumbre asistir a la ceremonia del grito, dos-tres veces habré asistido a lo largo de mi vida y sigue sin estar en mi jerarquía de prioridades. Cuando estuve en el entonces D.F. si me hubiera gustado estar en el mero Zócalo pero siempre preferí pasar ese día con mi familia en León, Guanajuato.

Lo anterior no significa que desapruebe que existan personas que asistan gustosas al evento. Es cosa de ellos, por las razones que sean; nunca he creído que mis ideas y creencias a fuerzas tienen que ser las de todos. No me quita el sueño que alguien vea como basura lo que a mi me gusta.

Los desfiles van por el mismo rumbo, aunque si he asistido a bastantes mas o los seguía religiosamente por televisión (más cuando niño). Cuando me tocó en el D.F. la exposición anual de las fuerzas armadas en el Zócalo asistí gustoso así como miles de personas; que por diversos medios he constado es lo recurrente en ese evento, las colas para los últimos días son larguísimas.

Decir que la mayoría de los mexicanos son idiotas agachones, además de ser una falta de respeto mayúscula es ver las cosas de manera muy simplista, lineal.  Yo veo a mis conciudadanos como practicantes de un pragmatismo muy peculiar en el que detestan los cambios abruptos, radicales, extremos, y optan por aquello que les de seguridad, estabilidad, y sólo reaccionan cuando consideran que les son afectados puntos muy elementales, vitales. Es en esa línea que considero que es por ello que el ejército de manera general sigue siendo visto como garante de la estabilidad de nuestra sociedad, por eso mismo la gente los ve con tanto respeto (no necesariamente por el uso legal de la fuerza, o sea por miedo) y admiración.
Considero que históricamente, aun cuando de pronto se les haya incluido en asuntos lejanos a su desempeño formal, desde el asentamiento de la revolución el ejército ha tomado un papel principal como sostén de las instituciones y la civilidad de nuestra sociedad, tan es así que todo conflicto electoral en tiempos modernos no ha visto la participación activa del ejército. Aún en el hipotético y lejanísimo caso de que AMLOve llegara a la presidencia nacional denlo por seguro que recibiría el mismo espaldarazo que le han dado a todos los presidentes en turno.
Esta diatriba mía es en el sentido de que así como el ejército no ve por hombres si no por Instituciones, y sus representantes formales, eso mismo es lo que deberíamos esforzarnos en nuestra vida diaria. Puedo yo estar en desacuerdo con Enrique Peña Nieto pero no con desvalorizar su figura como Presidente de nuestro país (o como los extremistas claman por derribarlo… ¿a razón de qué y pedido por quiénes y cuántos? Pero eso es materia de otro ocasión) y mucho menos en sus derechos como ciudadano.
Siempre he estado en desacuerdo con esa postura de “nos han hecho mucho daño y por eso esta justificado que yo haga daño”, a ese ritmo no se puede llegar a soluciones si no a eternizar los conflictos. Pueden disgustarnos tantas cosas de la mala o nula aplicación de la ley, pero no es la respuesta ponernos a hace lo mismo como esos que han quebrantado la ley.
Yo llevé a mi hijo al desfile del 16 de septiembre porque si bien quiero que sea una persona con iniciativa propia, con creatividad, capaz de tomar caminos alternos, también quiero que aprenda a vivir con civilidad y respeto por las normas que nos unen como sociedad moderna. Yo quiero que crea en construir no en destruir.

Anuncios

El “bien superior” por encima de la realidad, la lógica y el sentido común

nino-enfrenta-multitud-protesta-contra-matrimonios-igualitarios-foto-por-manuel-rodriguez-copia
… imagen que muestra a un niño enfrentando a una multitud que marchaba en protesta contra los matrimonios igualitarios. La fotografía fue tomada por el periodista Manuel Rodríguez. “En principio pensé que el niño sólo jugaba”, explica el autor de la fotografía, quien posteriormente se acercó al niño para preguntarle sus motivos. “Tengo un tío que es gay y no me gusta que lo odien”, fue su respuesta. Rodríguez agrega que el niño, quien se plantó ante una multitud de “poco más de 11 mil personas”, tiene aproximadamente 12 años.
“Niño enfrenta a multitud que protestaba contra matrimonios igualitarios”. Sin grandes variantes es el mismo texto que acompaña a la fotografía que se ha reproducido en múltiples medios, enfocados en Internet. Se explica que fue tomada en Celaya, Guanajuato, durante las manifestaciones del Frente Nacional por la Familia del sábado 10 de septiembre
En esta sola anécdota se pueden ver tantas cosas tan comunes hoy día y que suelen ser tomadas como base indiscutible para los “argumentos” de los progresistas facevolucionarios.
La “nota” es difundida en medios tendientes a la pseudoizquierda, al golpeteo mediático y al simple amarillismo, sin siquiera preocuparse en lo más mínimo por verificar la validez de las fuentes y del suceso mismo, se toma tal cual se lo encuentran. Como no hay descripción amplia y contextualizada es absurdo considerar que “es información que no quieren que sepas” (¿quién?, ¿cuándo?, ¿dónde?, ¿cómo?, ¿para qué?), máxime que se le ha dado amplia difusión a todas las partes (obviamente dado que provocan interés, tráfico, que a su vez permite ingresos). No es garantía absoluta, pero el que los medios “grandes” y de seriedad no la retomen ya comienza a denotar que no cumple criterios técnicos mínimos para publicarse (con falsedades ellos se arriesgan a demandas y a tener que hacer desmentidos, cosa que pueden obviar los medios “alternativos” dado que ellos son amparados por sus mínimos gastos y por supuesto el estar al servicio de algo mas grande que ellos: la justicia social, y ella “nunca se equivoca”).
Se carece totalmente de un contexto que permita entender lo sucedido. El supuesto foto-reportero no dice como fue que llegó a tomar la foto, desde dónde la tomó, cómo es que se acercó hacia donde estaba el niño, con quién estaba ese niño, y cuales preguntas hizo y cómo se las hizo. No hay descripción del niño más allá de su edad. No hay otro reportero que haya tomado nota del suceso, y no se tiene ninguna otra foto mas; si el foto-reportero es profesional imagino tomo una serie de fotos con su equipo, y guardando el anonimato debido podía haberle tomado fotos al niño ya de cerca. Algo así un reportero profesional le saca jugo hasta niveles extremos, y más si es de línea anti-sistema, como lo suelen hacer. El fotógrafo en su Facebook dice que lamentablemente no pudo grabar las respuestas del niño, ¿en serio?, ¿es profesional y no trae el equipo necesario, ni siquiera con su celular?.
La búsqueda del suceso en medios de Celaya remite a su supuesto medio de base que está especializado en el escándalo, pero además el perfil en si del reportero denota sin necesidad de profundizar su juventud y especialmente que es afiliado a Morena, el partido de AMLO. Evidentemente al uso de la progresía mexicana, el cuestionamiento a la foto es replicada con que “lo importante es que está mal la marcha”; para esta gente, cegada por el dogma, su afiliación a algo supuestamente más grande y que busca en teoría el bienestar de todos, les justifica cualquier clase de error y mentira. No, una mentira es una mentira e importa que se recurra a ella puesto que su reiteración le disminuye grandemente la validez a lo que pregonan.

La trascendencia de lo efímero

“Thrash Técnico Tieso”, no puedo dejar de asociar esa frase con Dashboard. Esa fue la tónica de la reseña en la revista Banda Rockera de un demo (“No Negociable”, quiero pensar que no se vendía, sólo se rolaba a medios… ¿qué medios?) que presentaron a la masa rocker. Entiendo la escasez de espacio, pero era la cuestión de ser una revista hecha por fanáticos de diversas raleas; los materiales podían caer en manos de alguien no clavado en el género en turno o con parámetros muy primitivos (así es esto de la democracia romántica tendiendo a la anarquía total). He de confesar que ese ribete me resonaba tanto que fue el motor de mi compra del cassette oficial en cuanto lo vi en una de mis visitas de vacaciones con mi familia en León, Guanajuato, no tanto que los describieran como un grupo excepcional.

89286Desde la primera escucha se volvió uno de mis favoritos. Temas instrumentales, un Thrash Metal muy fino no cavernícola (no clavados en los solos las guitarras, optando por el ritmo por sobre todo), bajeo tendiendo a lo funky (con la batería componiendo una base rítmica con identidad propia perfectamente distinguible pero sin comerse al resto), temática sencilla pero bien escrita sin caer en los lugares comunes, y una voz totalmente diferente, muy limpia, hasta radiable. El vocalista realmente cantaba, valga la expresión, no gruñía, no vociferaba, no vomitaba; se le entendía perfectamente bien lo que decía; y eso ya merece muchos puntos, porque parece ser que en estos géneros entre menos se entienda, mejor.

Y de pilón acababan con un tema más Punky, que decían los créditos era un cover a un tema de Elvis Costello (¡otro punto mas!, ¿Quién en estos ámbitos escucha a un nerd new wave como Costello?). Además de la calidad de la banda, este era un tema por el cual Dashboard era algo recurrente en mi; tenía años buscando y rebuscando en la biografía musical de Elvis y nomás seguía sin hallar que canción era. Y hablo en pasado sobre esta duda, aunque construi otra, porque me contacte con Zaiyi Montaño (Montagno, por aquello de los años en que se popularizaba el internet y no se aceptaba ñ con facilidad), ex-bajista, y me compartió que fue un error que nunca se subsanó, y que estriba en que como todos nosotros tenían muchos tapes con mezclas de diferentes artistas pero sin información clara, así que se la atribuyeron a Elvis pero creía que era de The Damned, pero no es así ya que por accidente di con el artista original, y digo accidental porque al no saber si realmente se llamaba “Kill” y no dudar le habian cambiado la letra, esta vez no la buscaria y mejor esperaría su respuesta, tardara lo que tardara. Buscaba otra cosa en la web y di con una caja tecopilatoria de Stiff Records que ademas de los artistas ya mencionados, y muchos más del estilo, traia una banda de extraño nombre precisamente con una rola titulada “kill”. Los busque en youtube cediendo a una corazonada y exactamente era la rola en cuestión. El grupo se llamaba Alberto Y Lost Trios Paranoias, distorsión de un trio sudamericano llamado Alberto Y Los Trios Paraguayos que visitó Inglaterra en los 50’s y 60’s. Era un grupo de comedia rock que acabó muy cercano al punk, y lo que he visto y escuchado de ellos es muy bueno. La historia de Dashboard con esta rola es que el maestro de bajo de Zayi les rolo unos cassettes y al escucharla les gustó tanto que decidieron hacer una versión.

Empezaron muy chavos, a partir de compartir gustos y hábitos en una misma colonia, por lo que la repentina muerte de uno de sus guitarristas les pegó en el ánimo y se desbandaron, cada quien tomando su propio camino. Siempre he dicho que este país se caracteriza por sus excepcionalidades, dan la cara, sin planearlo, podashboard_liver el resto; y al mismo tiempo no se nos da mucho eso de respetar la diferencia, la excepcionalidad, lo que se sale de la norma. Quien hace algo que se desmarca del resto tiene que emprender un camino cuesta arriba impresionante, y en ese proceso algunos no perduran. Fue algo efímero, conocidos por pocos y hoy día todavía menos, pero este disco es una trascendente ruptura en la monotonía que en realidad siempre ha dominado el Metal en México.

Parece ser que se proyecta una reedición de 1900, ojalá se concrete, y ojalá también puedan incluir el E.P. que grabaron y ya no editaron.

Pro-ArtGore, Anti-Farsa…

Era obligado: la p1268194034695_fortada decía “Mutilador”, mostraba una imagen muy sangrienta (pero en fotocopia), era un cassette generico, era un compilado de bandas cuya existencia en su mayoria ignoraba (con calidad de sonido variopinto, si suena “bonito” ergo no es subterraneo) con nombres tan descriptivos como Rotting Christ y Atomic Aggressor, y finalmente en existencia con el George Rocker (no en KGM Musical del Meño, que despues supe era demasiado comercial, por lo tanto no debia de hacerse o si no quedaba otra alternativa tenias que demostrar que te era desagradable pero ineludible, como ir a misa o estar en la escuela privilegiada que tus padres te escogieron). Adquirirlo me garantizó una buena medalla mas a mi curriculum de rocker contracultural. Por supuesto, adolescente al fin, tales consideraciones le tenian completamente sin cuidado al resto del mundo, y tangencialmente le interesaba a otros que como yo hacian su propio intento para no ser como sus padres, que gustosos pagaban dicho proceso sabedores de que tarde que temprano “donde me viste te veras”.
Por asociación dí con el fanzine (publicación diseñada e impresa rústicamente por amor al arte y generalmente, para mi generación, vinculada al Heavy metal más subterráneo, con tirajes mínimos y pasadas de mano a mano o por correspondencia vía venta o trueque) responsable de este proyecto, y lo primero que me resaltaba era la brutal portada, meticulosamente diseñada y sin dejar nada a la imaginación (o más bien apelando a tus pesadillas).
mutilador-zine-8
Como mantra recitaba cada linea de la reseña del dichoso fanzine y una en particular me resonaba, bueno mas bien un apodo, “Artgore”, Alfonso Ruiz, el encargado de hacer el dibujo para la hipnotica portada (la vida, o lo que es lo mismo alguien con mayor conocimiento, se encargó de aclararme que no era hermano de Juan Carlos Ruiz, el creador del fanzine, pero mientras duró la confusion fue bonito pensar que un dúo de hermanos sacaron adelante este proyecto). Era asombroso que algo tan sangriento (el blanco y negro de la fotocopia le daba un aire mas enfermizo en su precariedad) pudiera considerarse arte, no tenia claro en ese momento si cumplia tecnicamente como tal pero lo que si sabia era que su tremendismo podia shockear duramente a aquellos que no jugaban este juego (nunca lo pude comprobar a ciencia cierta, pero bastaba con tener altas probabilidades, algo asi como cuando haces chistes a espaldas de tu jefe).
En las paginas de la madre de todos los rockeros proletarios de Mexico, la Banda Rockera (un pro-zine, que para los neofitos se refiere a que es una masturbacion mental en forma de impreso sin el apoyo de una compania editorial pero con mas dinero que el de los cuates de tu pueblo), me fui topando con mas muestras de su arte, y el no va mas fue enterarme que tenia una banda en la cual fungia como vocalista, y que previsiblemente era de Death Metal (guitarras densas, bateria como motoconformadora y vocalista “cantando” como cuando le bajas a la cadena del inodoro; ¿temas?, todo lo tremendista que se pudiera). Para mas INRI la temática específica iba en contra de lo habitual en el género, y de hecho la portada (ahora si con más dinero, pero no tanto, para que destacara en color) mostraba a un macho cabrío, representación clásica de Satanás, siendo destripado. No, no eran White Metal (para los amantes de las etiquetas, la mayoría de los asiduos a esta música, significa que es una banda de rock pesado dedicada a enaltecer la palabra del señor, y ya saben que Diosito no checa con el Heavy Metal), simplemente ponían a la muerte por encima de cualquier creencia fanática. Siendo yo un contreras natural antes de escucharlos (como casi no sucede en el Rock, y más el Heavy metal) ya los tenía como non plus ultra.pyphomgertum-to-the-mesphil-demo-93
Provinciano al fin y antisocial por naturaleza (por aquello de enviar una carta al grupo), tuve que esperar a mis vacaciones en León, Guanajuato, para comprarlo en… chin, maldito cerebro, ya no das mas. Ya no sé si fue en La Cadena del Rock (monopolizadores de la mercancía para el rockero leonés), en un puesto rockero de la Línea de Fuego (uno de los mas grandes tianguis de por allá) o en algún puesto ídem del Mercado de San Juan De Dios en Guadalajara. El caso es que en uno de mis típicos arranques románticamente idealistas (respaldado financieramente por mi papá, obviamente, ¿de qué otra forma puede ser para un pequeño burgués buscando independizarse?), compre varias unidades de “… To The Mesphil” de Pyphomgertum (ah, perdón, no les había dicho desde el principio de quien se trataba) para revenderlos en Cd. Obregón, mi terruño de nacimiento más no de crianza, junto con material de Bloodsoaked, y creo que de Hellnomorf y alguno más.
Me parecía increíble que el personal metalero en mi pueblo no conociera estas bandas de tanta calidad, y pues su inseguro servidor se encargaría de subsanar dicho vacío. Obviamente valió literalmente madres porque en primera yo no soy nada bueno vendiendo algo, segundo porque fuera de Transmetal/Next y los que nos visitaran mis en teoría colegas de gustos no le hacían al metal nacional, tercero y en parajoda mortal al no ser populares/conocidos no eran viables para gastar monedas en ellos (es más, ni siquiera para ser grabados en cinta comercial de forma casera). Fue hasta que años después, previsiblemente cuando la banda ya había tronado cual vil ejote, que empezó a cobrar más fama, y no se diga con el boom del internet, y con ellos todas las demás bandas de Metal Nacional (así fuera una auténtica basura). Así es esto, nos encanta la adoración de lo muerto, y si no nos cuesta trabajo mejor aún.
Un Cassette de muy poca duración, pero todos los temas denotando trabajo tanto en la composición como en la grabación. La presentación era de maquila y con un libreto (booklet en el argot) un poco deslavado pero completo y creativo. Un sonido que después se reprodujo como hongos después de la lluvia, pero estos fueron de los primeros o los primeros en hacerlo con calidad en nuestro país, y con una temática y presencia escénica (basándome en videos y reseñas, porque nunca pude verlos en vivo) fuera de lo común para lo estilado en ese momento. No dudo de la pericia instrumental de sus integrantes pero el de la magia ahí era Alfonso; se fue el y acabó todo. El intento de seguir sin el y reunirse en estos años recientes no cuajó para nada. Viven de la nostalgia del impacto de esa época y, como tantos otros, de la añoranza de lo que pudo ser. Yo pensaba irlos a ver sólo cuando un compa de internet (porque nunca lo he visto en vivo y a todo color) haciendo una TimRìppereada (el fan sustituto de Rob Halford, de Judas Priest, cuando se separó del grupo) fue invitado a ser su vocalista en la reunión que menciono, la cosa acabo mal (algún día, haremos algo para escribir como Satán manda las vicisitudes del Circo del Metal en México) y al no estar el perdí todo interés. Irlos a ver sería lastimosamente patético considerando la pequeña gran historia de trascendencia que aportaron a este subterráneo género musical.
Me parece muchísimo mas coherente la postura de Alfonso, dedicado a lo suyo como fisicoculturista, ya no dedicado al Metal ni tampoco pintando, pero aún con gusto por esto y todavía manteniendo cierto contacto con quien se le acerca en relación a la música. Mejor mantener un buen recuerdo (sin vivir en ello) y no arruinarlo con charadas.
P.D. Dejé en el tintero el bello momento de los Xibalba y su movimiento Anti-Artgore; Dios, cuanto tercermundismo patético. Lo recuerdo y siento tanta pena ajena, que en automático hago el movimiento de morder el rebozo como la India María.