11 – Madredeus – Zócalo, México, D.F. (29-04-06)

Nos crean una sensación especial de melancolía y nostalgia (no se si sea lo mismo) pero curiosamente no en un sentido de pesar si no de gozo y no solo del pasado si no del presente y del futuro. Como esos momentos de respiro en la vida diraria en los que nos detenemos y observamos donde estamos y vemos el camino que nos ha traido hasta acà, para vovler así cargados  a lo que estamos construyendo para el futuro.

Anuncios

09 – Madredeus – Zócalo, México, D.F. (29-04-06)

¿Qué poder decir de algo tan bello como el entretejido de voz y música de Madredeus? Sus discos están muy bien, pero en definitiva para mi presenciarlos en vivo es toda una experiencia que no se puede registrar en algo físico: enlatarlo para la posteridad es otro asunto no comparable con estar ahi.

08 – Madredeus – Zócalo, México, D.F. (29-04-06)

Si de vez en cuando se escuchaba alguno que otro clavado con las típicas expresiones cursis hacia Teresa y el clásico experto que quería impresioanr a su damisela con lo conocedor que era, pero como que la abrumadora mayoría no teníamos ganas de complicarnos con trivialidades y decidimos quedarnos con tan bellos momentos que nos compartían los ejecutantes: para eso vamos a un concierto, ¿no?.

07 – Madredeus – Zócalo, México, D.F. (29-04-06)

Una tarde-noche, tendiendo a la tenue oscuridad, enmarcada por una llovizna nada molesta si no hasta gozosa para todos los melómanos reunidos en la plancha del Zócalo. No sé cuanta gente exactamente había, miles eso si, pero no eran tantísimos que hicieran el espectáculo pesado, afortunadamente esto no era para todos.